10º ANIVERSARIO DE PETIRROJO 30 DE JUNIO A LAS 18:00 EN EL POLIDEPORTIVO DE TORREJÓN

4 de septiembre REUNIÓN INICIAL del curso 2019/2020

miércoles, 30 de noviembre de 2016

El Otoño a través de los sentidos

¡Llegó el otoño! Los días más cortos, aparecen nuevos olores, nuevos colores... las hojas se caen, el viento sopla más fuerte a la tarde. La temperatura cambia, pero eso no quita que los niños deben divertirse, jugando con las hojas y con todo lo que nos ofrece esta nueva estación.

Hemos experimentado las sensaciones que el otoño nos produce. Para ello hemos utilizado nuestros sentidos. La vista (las formas, los colores, el derecho y el revés de las hojas), el olfato (los olores agradables y desagradables que nos transmite el otoño), el tacto (superficies suaves y ásperas, las formas de los bordes de las hojas), el gusto (probando diferentes frutas típicas del otoño) y el oído (a través de los sonidos que producen las hojas secas bajo nuestros pies).

Los niños exploran y aprenden sobre el mundo que los rodea usando sus sentidos: tacto, gusto, audición, olfato y visión. A través de los sentidos los niños comprenden las cosas, como por ejemplo, el sentido del tacto. Aprenden sobre las texturas, cómo se sienten las cosas: duro, blando, pegajoso, húmedo o seco. Estas experiencias provocan otras oportunidades valiosas de aprendizaje. Los otros sentidos también son estimulados y uno de los resultados es el desarrollo de lenguaje. Las experiencias sensoriales ayudan a los niños a identificar olores, el color de las cosas, a reconocer sonidos familiares, y a desarrollar una preferencia por sabores. Los niños aprenden a usar su cuerpo y almacenan estas valiosas experiencias de aprendizaje en su cerebro.

Al usar todos los sentidos, los niños comprenderán y aprenderán más sobre su mundo gracias a las experiencias directas.

A continuación os ofrecemos imágenes de estas experiencias.









No hay comentarios:

Publicar un comentario